Modelo Educativo Híbrido: aplicación deficiente

2 semanas ago ·

Modelo Educativo Híbrido: aplicación deficiente

Por: Gustavo Santín Nieto

Cartas a Gracia

El sistema híbrido se convertiría en un recurso al que recurrirían autoridades educativas, tal cual si fuese una panacea que aliviaría las penurias educativas agravadas por los casi dos años que ha durado la pandemia y los 18 meses en los que estuvieran cerradas las escuelas, Gracia. En ese modelo se utilizarían diversas opciones escolares -presencial, a distancia, autónomo-. Por lo menos, eso es lo que se desprende de la lectura del Modelo Educativo Híbrido en el Estado de Puebla Educación, Básica y Media Superior, Ciclo Escolar 2021-2022, que se puede consultar en el sitio de la SEP Puebla http://sep.puebla.gob.mx/; modelo que en la práctica coincidiría con el que se aplica en la Ciudad de México, cuyo fundamento descansa en el Acuerdo número 23/08/21, por el que se establecen diversas disposiciones para el desarrollo del ciclo escolar 2021-2022 y reanudar las actividades del servicio público educativo de forma presencial, publicado el pasado 20 de agosto en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Y, aunque en el acuerdo se estableciera la asistencia opcional para las y los estudiantes, el artículo segundo del Título Uno: Disposiciones Generales, establece Gracia, que “El servicio público educativo se brindará de forma presencial, responsable y ordenada en los términos que dispongan las Autoridades Sanitarias”. Pero, independientemente de la asistencia, obliga a la inscripción de niñas y niños para quienes decidiesen salvaguardar la salud de los menores (artículo décimo segundo), y la realización de una “valoración diagnóstica” al reincorporarse físicamente a su escuela. El tercer parágrafo del artículo en cuestión dejaría a un lado el acompañamiento que maestras y maestros debiesen dar a quienes optaron por quedarse en casa derivando la responsabilidad a “las Autoridades Educativas Locales, la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México, los Asesores Técnico Pedagógicos y los equipos técnicos, podrán, dentro de sus posibilidades, brindar seguimiento y atención a las y los educandos que optaron por no acudir al servicio educativo presencial, […]” privilegiando al estudiantado que se ubique en “zonas de alta y muy alta marginación”.

El Artículo Décimo Séptimo reitera la advertencia a las y los menores de edad, lo mismo que a “los propios educandos mayores de edad, que de forma voluntaria opten por no acudir al servicio educativo presencial”; serán sujetos de una valoración diagnóstica cuando, tal cual hijos pródigos, retornen al buen camino de la educación presencial, solo “con objeto de conocer su nivel de aprovechamiento escolar” y, de paso, culparles por el atraso académico que presenten. La admonición podría resumirse en una cuantas palabras: ¡ojo chamaca, chamaco!, si tu padre o tu madre optaron por cuidar de tu salud, prefiriendo que te quedaras en casa, también deben asumir responsabilidad de instruirte porque la colaboración de las maestras y maestros se limitaría a la entrega y recepción de cuadernillos didácticos y los Asesores Técnicos Pedagógicos (ATPs) y otras autoridades educativas te auxiliarían “cuando pudiesen”.

Podría pensarse -aunque no es así- que otras autoridades locales como las del Estado de Puebla, asumirían su responsabilidad pensando en el interés superior de las y los menores, y más, cuando publican textos como el abordado en las primeras líneas de la carta que recibirás el domingo 5 de septiembre ya iniciada la tarde, manual acompañado por la versión que aplicaría en Educación Superior. Y si el retorno a clases -voluntario para las y los menores- siguiera la tendencia que las autoridades educativas y personal docente y directivo reportan, estaría destinado al fracaso.

En el primer caso, la SEP reconocería que al inicio del ciclo escolar asistirían 11.5 por ciento de alumnas y alumnos, un 46 por ciento de las y los que estarían inscritos en educación obligatoria; mientras que personal docente y directivo estimaría al cierre de la primer semana de clases, la asistencia tan solo de un 30 por ciento de su alumnado, de acuerdo a datos publicados (5 de septiembre) por Laura Poy en el periódico La Jornada.

El remedio a la enfermedad -si se aplicara, Gracia- requeriría disposición y aprendizaje por parte de las y los docentes, colaboración de madres y padres de familia, responsabilidad de niñas, niños, jóvenes y adolescentes; pero sobre todo, de una gran inversión pública en infraestructura física y en equipo tecnológico -incluidos gadgets- que permitieran, enfrentar un reto que por el momento se percibe imposible para las autoridades; aún así, por definiciones y marco teórico no se para.

El manual consultado define al Modelo Educativo Híbrido del Estado de Puebla, -representación que la autoridad educativa local imaginaría-, “como el espacio de interacción presencial y a distancia que potencia el tiempo pedagógico a través de la generación de ambientes de aprendizaje que favorezcan la autonomía del aprendiente y la interacción sincrónica y asincrónica para garantizar el Derecho a la Educación”.

No obstante, “del dicho al hecho hay mucho trecho”, y las declaraciones de las y los docentes, que reproducen instrucciones emanadas de las autoridades educativas, incluidas las escolares y plasmadas en el acuerdo nacional que te mencionara, dejan toda la responsabilidad a los aprendizajes autónomos y a las madres y padres de familia. El sustento teórico es sólido; pero hasta ahora, la aplicación es deficiente.

Read more Comentarios desactivados en Modelo Educativo Híbrido: aplicación deficiente

Motivaciones de la SEP

4 semanas ago ·

Motivaciones de la SEP

Por: Gustavo Santín Nieto

Cartas a Gracia

Como me comentas Gracia, el regreso a clases presenciales se ha convertido en un asunto que ha polarizado la opinión de madres, padres de familia, maestras y maestros, organizaciones sindicales (aunque la CNTE pondere su membresía como una corriente de expresión del SNTE), autoridades federales y locales, medios de comunicación y redes sociales, al margen de la opinión que pudiesen verter los doctos en la materia; aunque a través del Boletín SEP no. 181 manifestara: “Publica SEP acuerdo con las disposiciones para reanudar actividades de manera presencial en el Ciclo Escolar 2021-2022”, y difundiera las directrices establecidas en el “ACUERDO número 23/08/21 por el que se establecen diversas disposiciones para el desarrollo del ciclo escolar 2021-2022 […]”. Este título que se alarga ocho renglones más y de cuyo texto se resaltarían algunas disposiciones en torno al próximo ciclo escolar.

Publicado el pasado 18 de agosto estaría acompañado con un golpe de mano expuesto en las Motivaciones del acuerdo y mediante el que recordaría que la ‘rectoría de la educación’ le corresponde al Estado, entidad que priorizaría “el interés superior de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en el acceso, permanencia y participación en los servicios educativos (Motivación IV, ACUERDO número 23/08/21), apunte dirigido a las y los docentes y sus organizaciones, sin dejar de lado a madres, padres de familia y/o tutores.

Las Motivaciones tal vez reconocerían -si el orgullo o si las críticas a Esteban Moctezuma lo permitieran-, la falta de acceso equitativo a los recursos digitales- que “el Estado debe ofrecer a las personas las mismas oportunidades de aprendizaje”, lo mismo que la diversidad sanitaria que mostraría el semáforo epidemiológico y que les permitirían ya reconocer que tras casi 18 meses de escuelas cerradas “es imperante brindar las condiciones necesarias para garantizar el derecho a la educación de manera focalizada y regionalizada”

El Acuerdo alabaría a las y los docentes, sin diferenciar entre iguales y homologando a los desiguales señalando: “Que el mayor esfuerzo realizado contra el virus SARS-COV2 en el Sistema Educativo Nacional lo llevaron a cabo las y los docentes, al generar y buscar mecanismos de comunicación entre ellos y los educandos y, de esta forma, garantizar los aprendizajes y conocimientos necesarios […]”, menospreciando a quienes en casa se comportarían como unas verdaderas heroínas, supliendo a maestras y maestros. Reitera en la Motivación XIII, descargando de culpa a quienes alaba: “Que debe brindarse certeza jurídica y claridad para aquellos educandos que, a pesar de todos los esfuerzos invertidos y coordinados de las y los docentes […]” no adquirieron los aprendizajes esperados, quizás, por culpa del destino y de la falta de computadoras, señal de internet, teléfonos inteligentes suficientes, dinero para recargas; aunque señala en el numeral XV, que la SEP realizó su chamba “por lo que se generaron condiciones para que las y los trabajadores al servicio de la educación estén en condiciones de realizar su labor en el esquema presencial en su lugar de trabajo, considerando las indicaciones de las Autoridades Sanitarias”; decisión avalada los días 12 y 13 de agosto, según estipula el Consejo Nacional de Autoridades Educativas quienes acordarían “diversas acciones y estrategias para un regreso a clases presencial de forma responsable y ordenada en los tres tipos educativos”.

Las Motivaciones del Acuerdo apuntarían a una expresión pública que se atribuyera a la Secretaría de Salud; opinión mediante la que esta dependencia -en funciones de educador sustituto- manifestase que (Motivación XVII) la educación se catalogaría como una actividad prioritaria y esencial, lo que permitiría que se pudiese regresar a las aulas aunque el semáforo se tiñese de rojo, “en términos del Acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación el 27 de julio de 2021”, que le posibilitaría que la administración pública cumpliese con “un derecho humano fundamental que trasciende en la vida de cada persona […] salvaguardando la integridad de las y los miembros del Sistema Educativo Nacional”.

En abundancia, el jueves 19 de agosto, Luis Fernando Carrera Castro representante de la UNICEF en México, señalaría que “acompañarían” a la administración “en este gran desafío”, en el que “casi 37 millones de esos 150 millones de niños que no ha vuelto a clases desde hace 18 meses”, regresen y prometería, probablemente a cambio de pingües contratos, que el organismo “cooperaría en cuatro frentes”: desarrollo de los protocolos, monitoreo de la situación de los centros educativos, comunicación (asertiva), recuperación de aprendizajes y de la salud emocional de niñas y niños, actividades propias de la SEP, ¡que lamentable!

En el mismo tenor caminarían las intervenciones del subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración y de la titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, y de las que abundaré en la carta que te enviaré el próximo lunes; sin embargo, los temas sobre la violencia intrafamiliar agravada por el encierro cuasi forzoso y el deterioro de la salud emocional de las y los educandos, fundamentarían –seguramente- las Motivaciones que originaron el manotazo dado por la autoridad educativa. Motivaciones para curarse en salud, Gracia.

Read more Comentarios desactivados en Motivaciones de la SEP

Cambio de mal agüero

3 meses ago ·

Cambio de mal agüero

Columna de Gustavo Santín Nieto

Cambio de mal agüero

Cartas a Gracia

 

El martes 22 de junio se divulgaría la designación -realizada el día anterior- de Adela Piña Bernal, diputada federal con licencia que no fue reelecta, como titular de la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros (USICAMM), Gracia; y de ella daría testimonio, el Boletín SEP no. 133 que incluye un anexo fotográfico, el audio y el video de la ceremonia. En este evento resaltarían lo mismo halagos y el reconocimiento por “su interés por mejorar los procesos educativos en todos sus niveles y, sobre todo, en fortalecer la labor magisterial desde el Poder Legislativo”, que una velada crítica al funcionamiento de un organismo -el USICAMM- que sustituiría a la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente (CNSPD).

La crítica vendría de la mano con palabras de esperanza pronunciadas por Delfina, titular de la oficina educativa federal, quien esperaría que el cambio de timón “incida tanto en la labor docente, respeto y cuidado de los maestros como en el aprendizaje de alumnas y alumnos”, (respeto cuestionado por docentes que realizan trámites de ingreso y promoción), al tiempo en que afirmara, que “con estos cambios, mejorarán los procesos administrativos y de capacitación en favor de las maestras y maestros; recibirán un mejor trato de parte de la autoridad educativa, y se generarán condiciones más favorables para ejercer su labor frente a grupo”; procesos cuestionados por un sin fin de aspirantes al USICAMM. No obstante, su arribo coincidiría con el fracaso que significaría la suspensión y cambio de fecha del examen de ingreso al servicio de carrera, externado en páginas de Facebook.

Destacarían comentarios en el sitio oficial “USICAMM proceso de admisión 2021”, incluidos los del día de ayer 6 de julio, Gracia, inconformándose por las deficiencias de la plataforma institucional y de los que te comparto solo algunos: “USICAMM, La plataforma no sirve, ahí puede hacer el reporte, sin comprobante está usted indefenso. No pude subir mi carta de aceptación, tengo comprobante del ticket de aceptación”; otros comentarios en el sitio institucional, reportarían que, por lo menos en el caso de Puebla, serían más de “cuatro mil maestros que no nos ha llegado el link que fuimos rechazados porque no mandamos la carta de aceptación y ya no podemos aplicar el examen”, al que la unidad abonaría dándole las gracias por participar, según una maestra querellante, “ya que se dio tiempo e incluso prórroga para este proceso, hubo fallas en la página, la primera vez que se subió el sistema no lo guardó. USICAMM volvió a decir que volviera a subir la carta (aquí fue cuando se amplió la prórroga)”. Un comentario más enfatizaría: “si no sirve la plataforma, no sé por qué se avientan a querer aplicar un examen en línea con la demanda que implica”.

Empero, los señalamientos por el desorden administrativo y el maltrato a las y los docentes no son nuevos, y han sido abordados sistemáticamente por investigadores del quehacer educativo, que bien los interesados pueden consultar en el portal Profelandia. Las y los docentes investigadores no dejan títere con cabeza y abordan lo mismo cuestiones relacionadas con la permanencia “de la mal llamada reforma educativa” y con la “mal llamada cancelación”, coincidiendo con posturas externadas por la Coordinadora de Trabajadores de la Educación, el mal funcionamiento de las herramientas digitales utilizadas por el organismo rector, el desorden logístico y organizacional, la poca transparencia y discrecionalidad con la que se asignan las plazas; el agravio a las y los trabajadores de la educación, incluida la indiferencia, la “arrogancia” y la prepotencia con las que los nuevos miembros de la burocracia dorada se conducen; burócratas que a pesar de no ser los dueños ni los propietarios de la dependencia, se comportan como si lo fueran.

Las líneas de trabajo están marcadas por Delfina, Gracia. Una de ellas requeriría una reingeniería profunda en la que se mejoren los procesos, y la otra; un trato humano con las y los usuarios de la Unidad del Servicio de Carrera para Maestras y Maestros, el USICAMM. Las cuestiones de fondo quedan al margen del nombramiento, de las esperanzas, buenos deseos, de los halagos y de los castigos electorales que miden proyectos y comportamientos de quienes son los nuevos poseedores del aparato administrativo. Y que dios agarre confesados a todos quienes son usuarios de los servicios cuestionados ya que, hasta el momento, el cambio del titular de la unidad se percibe como un cambio de mal agüero.

Read more Comentarios desactivados en Cambio de mal agüero