Balazo en el pie

5 meses ago ·

Balazo en el pie

Por: Gustavo Santin Nieto

Lo que muchos sospechaban se confirma Gracia. La expansión del subsistema de educación media superior -y en algunos casos de media básica- sería en muchos de ellos, una cuestión meramente vinculada con el crecimiento artificial y cumplimiento de metas, basado en mentiras y en la sobreexplotación de las y los trabajadores de la educación que se desempeñarían en este nivel. Esta verdad soterrada saldría a colación casi al mismo tiempo en que el INEGI diera a conocer la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2021(Comunicado de Prensa Núm. 350/22 del 4-06-22) y la dependencia, cabeza del sector educativo publicara el Boletín SEP 151 Reconectará SEP más de 24 mil telesecundarias y telebachilleratos para el ciclo escolar 2022-2023 (28-06-22).

Uno de los subtítulos de la nota SEP 151 daría cuenta del abandono en la que se encuentra esta modalidad de enseñanza: el “99% de los teleplanteles en el país están desconectados de la Red Edusat”; crítica descarnada a los “gobiernos del pasado” y cuya reconexión requeriría de una inversión “de más de 600 millones de pesos”. Pesos depreciados que en términos reales serían inferiores a los 400 millones invertidos cuando se estableciera la televisión educativa en 1964. Las inequidades educativas que provocaría prestar un servicio público en el que se carecería tanto de la tecnología mínima requerida (televisores y antenas parabólicas, señal de internet) o en su defecto, de una planta docente suficiente, afectaría a 1 millón 600 mil alumnos, 18 mil docentes, 24 mil telesecundarias y telebachilleratos. Las telesecundarias se remontarían al año 1966. Ernesto Meneses y las coautoras de la obra Tendencias Educativas en México señalarían: “Una de las innovaciones educativas más trascendentes del Régimen de Díaz Ordaz fue introducir la televisión de los programas de alfabetización y en la discusión de la enseñanza secundaria” (Pág. 118, Vol. IV). Cuarenta y cinco años más tarde se crearían los telebachilleratos comunitarios y similares (bachilleratos en desarrollo comunitario en Puebla), sin instalaciones propias, hospedados en las de las telesecundarias -con quienes en muchas ocasiones entrarían en conflicto-, sin tecnología y sin docentes; pero, con mucha labia, recurso con el que las y los burócratas enfrentarían la obligatoriedad establecida para cursar ese nivel.

No obstante que desde su origen se reconocería la importancia de la radio y la televisión -como auxiliar didáctico-, especialistas de la época -como Gringoire, citado por Meneses y colaboradoras- reconocerían que: “la televisión era valiosa y eficaz como auxiliar del maestro en la enseñanza, pero no podrá sustituirlo”; máxima que se aplicaría tanto en la educación a distancia como a las clases impartidas por televisión, ya que no podría existir comunicación entre “una imagen y la persona del alumno”. La computadora (1970) como citan los autores de la obra, vendría a revolucionar la vida y la manera de transmitir el conocimiento; innegablemente, las maestras y los maestros seguirían siendo insustituibles.

La cabeza de un comunicado cuya autoría le correspondería a la Coordinación General @prende.mx, publicado el 2 de enero del 2020, destacaría datos y cifras que valdría la pena rescatar y, entre ellas, resaltarían las siguientes Gracia: 1 de cada 5 alumnas y alumnos que cursan la educación media básica asisten a una telesecundaria y “seis de cada diez secundarias públicas en México son telesecundarias”; empero y líneas más adelante mencionaría un porcentaje diferente: “Cifras recientes del Sistema Nacional de Información Estadística Educativa señalan que las telesecundarias representan el 48% de los planteles educativos de secundaria en México” (18 mil 743 planteles), que atenderían a casi 1 millón cuatrocientos mil escolapios con una plantilla de “72,505 maestras y maestros” (17.8% del total).

El boletín sin número 2020 y el Boletín SEP no 151 Reconectará SEP más de 24 mil telesecundarias y telebachilleratos para ciclo escolar 2022-2023, de la autoría de la Coordinación General citada, resaltaría bondades del primero y carencias del segundo. El de las loas, mencionaría al Bachiller Álvaro Gálvez y Fuentes, pero omitiría los nombres de Gustavo Díaz Ordaz y de Agustín Yanes a la sazón de la SEP y quien publicaría el acuerdo que inscribiría a la telesecundaria como subsistema del Sistema Educativo Nacional (https://bit.ly/3O0sQw1). Si bien algunas proclamas -incluso oficiales- indicarían que el subsistema de telebachilleratos arrancaría “en el ciclo escolar 2013-2014 la Secretaría de Educación Pública y los gobiernos de los estados pusieron en marcha una prueba piloto en la que participaron 253 planteles de diversas entidades de la República Mexicana”. La Historia de la Telesecundaria y del Telebachillerato, citaría en una línea de tiempo suscrita por Emmanuel Neri que la proyección de este subsistema tendría lugar entre el 15 de enero de 1993 y el 27 de abril de 1994; reconocería que Veracruz de la Llave sería el precursor de los telebachilleratos al impartir a partir del 13 enero de 1995, una modalidad: la de videobachilleratos -aderezados con cuadernillos didácticos-; modalidad que se exportaría más tarde a “9 entidades de la república”; Aguascalientes iniciaría este subsistema a partir del 8 de junio de 2002. Para marzo del 2013, el autor reportaría que “los TBC estatales atendían a 185 753 alumnos (4% de la matrícula nacional) con 8 640 docentes”. No obstante, la Subsecretaría de Educación Media Superior en la página vigente

http://www.sems.gob.mx/telebachilleratos

reportaría que “para el ciclo escolar 2019-2020 se cuenta con 3,306 Telebachilleratos, con una población de más de 127 mil estudiantes con más de 9,722 docentes”, que comparando arrojarían 57 754 mil alumnos menos que en 2013 y casi 1 100 docentes más que los contratados ese mismo año.

La crítica formulada por la coordinación general, reconocería rezagos atribuibles a otras administraciones como ya se mencionara; sin embargo, tendría el efecto de darse un balazo en el pie, pues los señalamientos les alcanzarían y demostrarían que quienes reciben este tipo y modalidad de servicio (1 de cada 5 adolescentes) y que viven en situaciones de extrema vulnerabilidad pudiesen mejorar las condiciones de enseñanza aprendizaje -autoaprendizaje-, dotando a sus planteles con la infraestructura académica de vanguardia que incluiría el equipo de cómputo, bibliotecas digitales, señal de internet, alimentación y una planta docente especializada que les permitiría superar rezagos Gracia.

 

Read more Comentarios desactivados en Balazo en el pie

Jalón de orejas

5 meses ago ·

Jalón de orejas

Delfina Gómez Álvarez, titular de la oficina educativa de la actual administración y presidenta del Consejo Nacional de Autoridades Educativas, habría dado un “jalón de orejas” a 14 de sus homólogas y homólogos locales, quienes presuntamente y por diversas causas, anticiparían la conclusión del ciclo escolar 2021-2022; hito que se plasmaría en el Boletín SEP no 149 Exhorta titular de la SEP a cumplir en tiempo y forma con el calendario escolar, aprobado previamente Gracia. No obstante, alumnas, alumnos, madres, padres de familia, maestras, maestros lo mismo que del resto de las y los trabajadores de la educación, externarían su desacuerdo con una medida tomada por la alta burocracia educativa, que tan solo por equivocación -alguna gira- pisarían las aulas y más, cuando el cumplimiento del calendario establecido vendría acompañado de algunas decisiones tomadas por las propias autoridades federales que boicotearían la medida: a) todos pasan y b) queda sin efecto el porcentaje de asistencia para tener derecho a calificaciones finales, lo mismo que a las becas estipuladas, c) sería 6 la calificación mínima que se asentaría en la boletas.

Las escuelas mostrarían su cara de guarderías Gracia. Niñas y niños enterados del empoderamiento que por tercer año consecutivo les brindaría la más alta burocracia morada, disminuirían su interés para asistir a la escuela, y más cuando sabrían que por instrucción de la autoridad educativa federal, su pase al grado superior estaría garantizado. No obstante, al desinterés escolar provocado que muchas comunidades escolares compartirían Gracia, maestras y maestros serían destinatarios de una instrucción que sería difundida por un gran número de medios formales e informales, nacionales y locales, lo mismo que por el Boletín SEP no 149 Exhorta titular de la SEP a cumplir en tiempo y forma el cierre de ciclo escolar, y que haría eco del reproche que Delfina Gómez haría a sus pares en las entidades.

Delfina expondría sus razones en la reunión del Consejo Nacional de Autoridades Educativas (CONAEDU) realizada en la ciudad de Puebla entre los días 23 y 25 de junio; no dejaría ninguna duda, “si bien” y dado el caso instruiría a sus pares, que tras un diálogo que sostuviesen con las y los progenitores, respetaran la decisión de madres y padres de familia que tuviesen miedo” y suspendieran clase de manera anticipada. Aludiría tanto al derecho que asistiría a niñas y niños para estar “en el lugar más seguro”, como al fortalecimiento de las habilidades socioemocionales, producto de la interacción entre el personal docente y el alumnado. Al tiempo, señalaría “que sería un sinsentido actuar de manera contraria” tras lograr el regreso a clases presenciales; cuestión por la que conminaría a las y las 14 autoridades locales disidentes para que antes de irse por la libre, consultasen con la autoridad central entreverando, que la determinación de la duración del calendario escolar, correspondería normativamente -competencias, facultades y atribuciones- a la Secretaría de Educación Pública Federal.

Previo al “jalón de orejas” Gracia, las y los integrantes de la CONAEDU firmarían la Declaración de Puebla (Boletín SEP no 147 Convocatoria Nacional “Vamos todas y todos por la educación” para la reinserción escolar y recuperación de aprendizajes). Llamada a misa que suscribirían las 33 cabezas del sector educativo nacional, incluida la titular de la oficina educativa de la administración federal y que, presuntamente, tendría “como premisa identificar estudiantes intermitentes y/o que no asisten a clases, para que regresen a la brevedad a los planteles de Educación Básica y Media Superior de todo el país” y que, de acuerdo al Comunicado de prensa número 185/21 del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) del 23 de marzo del 2021 y a un año del inicio de la pandemia, habría ocasionado que 5.2 millones de personas que no se hubiesen reinscrito al ciclo escolar 2020-2021. De ellos, “tres millones pertenecían a educación básica y, de esos 3 millones, 1.3 abandonó la escuela a causa de COVID-19 y 1.6 por falta de recursos económicos”; magnitud que les generaría un compromiso extraordinario y constituirían la población escolar objetivo.

Los suscriptores de pacto prometerían el oro y el moro; y, aunque estuviesen ausentes Gracia, comprometerían la participación de madres, padres de familia y de instituciones de otros ámbitos de gobierno sobre los que no tendrían mando. Respaldarían la “construcción del nuevo marco curricular para la Educación Básica; Media Superior, y para las Escuelas Normales y formadoras de docentes”. Anunciarían de manera genérica, la instrumentación del programa piloto para la aplicación de la nueva propuesta pedagógica en algunas escuelas de primaria y secundaria. Adicionalmente y aunque la CONAEDU sea en la práctica solo un órgano asesor, acordarían “la instalación del Grupo de Coordinación y Seguimiento para la Convocatoria Nacional “Vamos todas y todos por la educación”, mediante el que darían seguimiento a la reinserción ya mencionada.

 La declaratoria Puebla, redundante con el ejercicio de actividades que se derivarían de las políticas públicas anunciadas en el transcurso de los tres años y cacho de la actual administración, permitirían diferir con cierta elegancia, proyectos que darían sustento a la nueva propuesta pedagógica y que, si el tiempo y la buena de dios lo permiten, iniciaría a finales del mes de agosto del año próximo, una vez iniciado el ciclo escolar 2023-2024. Mientras tanto, jalón de orejas a las y los titulares de educación de las entidades que se saltaron las trancas.

Read more Comentarios desactivados en Jalón de orejas

Maestros Por: Gustavo Santin Nieto 

6 meses ago ·

Maestros Por: Gustavo Santin Nieto 

Por: Gustavo Santin Nieto 

Al buen entendedor pocas palabras, Gracia. Las maestras y maestros deberían sentarse “a ver pasar el tiempo” si quisieran promoverse y obtener mejores ingresos; o por lo menos, eso es lo que podrían interpretar quienes leyeran el Boletín no 138 Impulsa Usicamm Programa de promoción horizontal por niveles con incentivos salariales para docentes en Educación Básica. El comunicado que resumiría la postura de las autoridades educativas no dejaría margen a otra interpretación: “Se prioriza la antigüedad para la asignación del incentivo, la cual tiene el puntaje mayor con 35 puntos respecto a los demás elementos a valorar que en su conjunto suman 100 puntos”, y que las y los maestros añejos podrían consultar en la página https://bit.ly/3H3GGfj-al parecer no abre- o en la dirección https://www.facebook.com/USICAMMen la que también, las y los interesados podrían dar lectura al acuerdo que contiene las reglas del “Programa de promoción horizontal por niveles con incentivos en educación básica 2022 (PPHNIEB)”.

No faltaría quien al hacer el comparativo del puntaje por rubros en esta convocatoria, reflexionara y llegara a la conclusión -en consonancia con su postura ante la vida- que no valdría la pena estudiar, si con sentarse en un salón de clases o con lograr una comisión -de cualquier naturaleza y regresando a su función original- con el tiempo se obtendrían hasta 35 puntos cada 4 años; en contraposición de los 10 puntos que se otorgarían por demostrar que se estudió una maestría y que se cuenta con el grado académico y su correspondiente cédula profesional, o 15 puntos por realizar estudios de doctorado y contar, de manera física con el correspondiente grado de doctora o de doctor acompañada de la patente de ejercicio profesional.

Sin embargo, la autoridad educativa estaría apegándose a lo que se establecería en la sección tercera De la promoción en el servicio en educación básica y en los capítulos III de los ámbitos de competencia y I De los objetivos del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, del título segundo Del Sistema para la Carrera de Maestras y Maestros; lo mismo que del transitorio décimo cuarto de la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros. La Fracción XXIII del Capítulo III establecería que el PPHNIEB señalaría que las autoridades educativas federales fijarían –palabras más, palabras menos- las reglas de operación y que, de manera discrecional, se llevaría “a cabo mediante un programa integrado por niveles de estímulo y con reglas de incorporación, promoción y permanencia diferenciadas en cada uno de ellos”, como reza en el Artículo 44 de la sección tercera ya mencionada.

El boletín de referencia destacaría algunos rubros que las y los interesados deberían tener en consideración, entre ellos: la convocatoria por estado se publicaría el día de mañana (martes 21 de junio); alcanzaría, dependiendo de las condiciones del interesado, entre un 35 y un 41% del sueldo base que podría incrementarse “cada cuatro años”; como ya se mencionara se priorizaría la antigüedad; “se asigna un incentivo mayor a maestros de zonas de alta pobreza y marginación”, aliciente que podría incrementarse hasta en un 6% más al del resto de las y los mortales -del magisterio- citadinos; la convocatoria habría sido elaborada entre las autoridades educativas locales y de USICAMM por lo que todas serían diferentes; quienes no contarán con ningún incentivo obtendrían de gratis, 5 puntos de ventaja al iniciar su participación en el proceso; las y los docentes inscritos en carrera magisterial conservarían “el incremento salarial aludido”; la convocatoria contemplaría la participación de las y los maestros de educación especial; se otorgarían “incentivos económicos superiores al personal adscrito […]” a escuelas ubicadas en “zonas de alta pobreza o de marginación” y que no se ubiquen en entornos urbanos que comparten esas características.

El Artículo 6 de la convocatoria definiría a “la promoción horizontal” como un incentivo que premiaría la “vocación de servicio, […] la dedicación, […] y el compromiso en su profesionalización”; estímulo que se obtendría con algunos asegunes que se precisarían en el segundo párrafo y en el anexo XX de la convocatoria; entre ellos, destacaría el engaño en el que podrían caer quienes cobrasen alguna remuneración derivada de la participación en algún otro proceso de promoción, maestras y maestros que “incurrirán en responsabilidad y se sujetarán a los procedimientos que establece la normatividad correspondiente” y, como reza el adagio Gracia, sobre aviso no hay engaño, excepto por “los estímulos otorgados bajo las reglas del Programa de Carrera Magisterial y del Programa de Promoción en la Función por Incentivos en Educación Básica, conforme a lo establecido en esta Ley” (Artículo 44 LGSCMM).

El silabario moral, anexo XX del proceso de promoción horizontal por niveles con incentivos en educación básica 2022, suscrito por las y los interesados les obligaría, y bajo promesa de decir verdad, a “respetar los términos de la convocatoria” lo mismo que los resultados que presuntamente se publicarían en fecha por definir; a declarar que cuentan con dos años de antigüedad como mínimo en la función para la que fuese contratada o contratado -docente frente a grupo- y en el centro de trabajo en el que tiene su adscripción, -sin estar comisionado o contar con un cambio de centro de trabajo no regularizado- a falta de una base de datos confiable que pudiese ser consultada por la burocracia implicada; que tampoco estuviese inhabilitado o impedido jurídicamente y a permitir -no objetar- la validación de la documentación presentada y en caso de que fuese falsa y fuese detectado, no hacerla de tos.

Resaltaría de sobre manera que las y los participantes aceptarían “que la asignación del incentivo estaría sujeta a la disponibilidad presupuestal con la que cuente la autoridad educativa de la entidad federativa”. No sabría explicarte Gracia por ser neófito en política, pero el programa tiene un tufo electoral que podría olerse a un año de las elecciones del Estado de México, pero valdría la pena utilizar el refrán original “al buen entendedor, pocas palabras”.

Read more Comentarios desactivados en Maestros Por: Gustavo Santin Nieto 

Llegamos Tarde por Gustavo Santin Nieto

6 meses ago ·

Llegamos Tarde por Gustavo Santin Nieto

Los boletines SEP no 127 Modelo curricular entrará en vigor en el ciclo escolar 2023-2024: Delfina Gómez Álvarez, y SEP no 132 habrá programa piloto para que docentes conozcan el nuevo marco curricular, publicados los días 2 y 6 de junio del mes en curso respectivamente, pretenderían clarificar las tareas pendientes para que la administración en turno, cumpliendo así con la norma aprobada en el Título Segundo De la nueva escuela mexicana, Capítulo I De la función de la nueva escuela mexicana, Artículo 11 y subsecuentes de la Ley General de Educación, publicada el 30 de septiembre del 2019.

Sin embargo, quienes elaborarían la iniciativa y quienes la aprobarían -casi sobre las rodillas- darían por sentado que “al ponerle Juan al niño”, todas y todos -incluidas trabajadoras y trabajadores de la educación- identificarían que la escuela a la que asistirían sus hijas e hijos y/o en la que prestarían sus servicios profesionales se conocería en adelante como La Nueva Escuela Mexicana (NEM), aún sin modificar lo que hasta ahora se enseña y la manera en la “que transmiten el conocimiento”.

En el Artículo 11 ya citado se establecerían los propósitos que el Estado pretendería alcanzar por intermedio de NEM: “la equidad, la excelencia y la mejora continua en la educación”. Precisaría los objetivos, entre los que se encontrarían “el desarrollo humano integral del educando, reorientar el Sistema Educativo Nacional, incidir en la cultura educativa mediante la corresponsabilidad e impulsar transformaciones sociales dentro de la escuela y en la comunidad”. En los incisos I al V del Artículo 12 se destacarían las características con los que el proceso educativo, tendría que contribuir al “desarrollo humano integral”; entre ellos: “contribuir a la formación del pensamiento crítico, y de la misma manera a la articulación de las diferentes ramas del conocimiento “como factores del bienestar social”, gozne que fortalecería “el tejido social” que ejercería una función de contraloría que protegería al mismo tiempo a la naturaleza y fomentaría una justa distribución del “ingreso”; combatiría “la discriminación y la violencia enfatizando la acción en “mujeres y niños” al tiempo que favorecería la construcción de relaciones humanas basadas en el respeto a los derechos humanos. El Artículo 17 establecería que la “orientación integral” de la NEM, “comprende la formación para la vida de los educandos [mediante] los contenidos de planes y programas de estudio”, mandato que concretaría y aplicaría, de acuerdo a los boletines, en el ciclo escolar 2022-2023 como un programa piloto y de manera genérica en el subsecuente ciclo 2023-2024.
En Artículo 18 establecería que las siguientes consideraciones: “el pensamiento lógico matemático y la alfabetización numérica; la comprensión lectora, la expresión oral y escrita” y su interrelación con las “diferentes disciplinas […] el conocimiento tecnológico, con el empleo de tecnologías de la información, comunicación, conocimiento y aprendizaje digital, manejo de diferentes lenguajes y herramientas de sistemas informáticos, y de comunicación; el conocimiento científico […] el pensamiento filosófico […] las habilidades socioemocionales”; la resilencia; el pensamiento creativo; el respeto y “trabajo en equipo”; el pensamiento crítico; el crecimiento personal de las y los educandos; la activación física “vinculadas con la salud, la cultura, la recreación y la convivencia en comunidad”; y
valores de diferente naturaleza, serían parte de la formación integral de las y los “aprendientes”.

Los comunicados, Gracia, precisarían cuestiones de logística y algunos de los alcances que las comunidades escolares deberían considerar; entre ellos, dos que ya se habrían mencionado: “el plan y los programas de estudio para la educación básica” se pondrían en marcha a tan solo dos meses de que concluya la actual administración y su futuro dependería del compromiso que adopte la “corcholata” electa para el sexenio 24-30. En el transcurso del ciclo escolar 2022-2023 concluiría la construcción de plan, los programas “y los procesos de capacitación y formación continua” que requiere la puesta en marcha de la nueva propuesta pedagógica, aunque el léxico para explicitarlo -utilizado corrientemente-, retome elementos de las reformas precedentes (Calderón y Peña Nieto) de tal suerte que la CNTE se refiera a la actual política educativa como “más de lo mismo”. El plan y los programas de estudio conservarían su patente de ejercicio nacional – “bien público de interés general” aunque se retomarían en consideración contenidos regionales. En el próximo ciclo escolar -cuyo calendario ha sido repudiado por maestras y maestros- algunas escuelas de diversas entidades, servirán de conejillos de india para experimentar con la nueva propuesta pedagógica; misma que sería discutida escuela por escuela, “para que una vez mejorada la propuesta se aplique en la práctica”.

Destacaría la declaratoria que permitiría especular -ojalá se reflejara en el presupuesto- que la política educativa que impulsaría el gobierno buscaría atender a los sectores más vulnerables y la permanencia de los grados escolares, aunque se mezcle el chile con el dulce, a tal grado que la subsecretaría de básica declare que “su agrupación en fases obedece a una organización pedagógica para profundizar los contenidos y favorecer su aprendizaje”; asignaturas que según su decir, se integrarían nuevamente en “campos formativos y los ejes articuladores orientarán los objetos de estudio en todo el trayecto escolar, que va desde educación inicial, preescolar, primaria y hasta secundaria”. Al margen de los dislates de Max Arriaga, valdría la pena recordar que, para los meses de junio o julio del 2023, deberían estar publicados los nuevos libros de texto gratuito, auxiliares didácticos que en su momento se analizarían y se iniciaría con la formación de las supermaestras y de los supermaestros que se requieren para aplicarla, no obstante, el nuevo plan y los programas llegan tarde.

 

Read more Comentarios desactivados en Llegamos Tarde por Gustavo Santin Nieto