Llegamos Tarde por Gustavo Santin Nieto

2 semanas ago · · Comentarios desactivados en Llegamos Tarde por Gustavo Santin Nieto

Llegamos Tarde por Gustavo Santin Nieto

Los boletines SEP no 127 Modelo curricular entrará en vigor en el ciclo escolar 2023-2024: Delfina Gómez Álvarez, y SEP no 132 habrá programa piloto para que docentes conozcan el nuevo marco curricular, publicados los días 2 y 6 de junio del mes en curso respectivamente, pretenderían clarificar las tareas pendientes para que la administración en turno, cumpliendo así con la norma aprobada en el Título Segundo De la nueva escuela mexicana, Capítulo I De la función de la nueva escuela mexicana, Artículo 11 y subsecuentes de la Ley General de Educación, publicada el 30 de septiembre del 2019.

Sin embargo, quienes elaborarían la iniciativa y quienes la aprobarían -casi sobre las rodillas- darían por sentado que “al ponerle Juan al niño”, todas y todos -incluidas trabajadoras y trabajadores de la educación- identificarían que la escuela a la que asistirían sus hijas e hijos y/o en la que prestarían sus servicios profesionales se conocería en adelante como La Nueva Escuela Mexicana (NEM), aún sin modificar lo que hasta ahora se enseña y la manera en la “que transmiten el conocimiento”.

En el Artículo 11 ya citado se establecerían los propósitos que el Estado pretendería alcanzar por intermedio de NEM: “la equidad, la excelencia y la mejora continua en la educación”. Precisaría los objetivos, entre los que se encontrarían “el desarrollo humano integral del educando, reorientar el Sistema Educativo Nacional, incidir en la cultura educativa mediante la corresponsabilidad e impulsar transformaciones sociales dentro de la escuela y en la comunidad”. En los incisos I al V del Artículo 12 se destacarían las características con los que el proceso educativo, tendría que contribuir al “desarrollo humano integral”; entre ellos: “contribuir a la formación del pensamiento crítico, y de la misma manera a la articulación de las diferentes ramas del conocimiento “como factores del bienestar social”, gozne que fortalecería “el tejido social” que ejercería una función de contraloría que protegería al mismo tiempo a la naturaleza y fomentaría una justa distribución del “ingreso”; combatiría “la discriminación y la violencia enfatizando la acción en “mujeres y niños” al tiempo que favorecería la construcción de relaciones humanas basadas en el respeto a los derechos humanos. El Artículo 17 establecería que la “orientación integral” de la NEM, “comprende la formación para la vida de los educandos [mediante] los contenidos de planes y programas de estudio”, mandato que concretaría y aplicaría, de acuerdo a los boletines, en el ciclo escolar 2022-2023 como un programa piloto y de manera genérica en el subsecuente ciclo 2023-2024.
En Artículo 18 establecería que las siguientes consideraciones: “el pensamiento lógico matemático y la alfabetización numérica; la comprensión lectora, la expresión oral y escrita” y su interrelación con las “diferentes disciplinas […] el conocimiento tecnológico, con el empleo de tecnologías de la información, comunicación, conocimiento y aprendizaje digital, manejo de diferentes lenguajes y herramientas de sistemas informáticos, y de comunicación; el conocimiento científico […] el pensamiento filosófico […] las habilidades socioemocionales”; la resilencia; el pensamiento creativo; el respeto y “trabajo en equipo”; el pensamiento crítico; el crecimiento personal de las y los educandos; la activación física “vinculadas con la salud, la cultura, la recreación y la convivencia en comunidad”; y
valores de diferente naturaleza, serían parte de la formación integral de las y los “aprendientes”.

Los comunicados, Gracia, precisarían cuestiones de logística y algunos de los alcances que las comunidades escolares deberían considerar; entre ellos, dos que ya se habrían mencionado: “el plan y los programas de estudio para la educación básica” se pondrían en marcha a tan solo dos meses de que concluya la actual administración y su futuro dependería del compromiso que adopte la “corcholata” electa para el sexenio 24-30. En el transcurso del ciclo escolar 2022-2023 concluiría la construcción de plan, los programas “y los procesos de capacitación y formación continua” que requiere la puesta en marcha de la nueva propuesta pedagógica, aunque el léxico para explicitarlo -utilizado corrientemente-, retome elementos de las reformas precedentes (Calderón y Peña Nieto) de tal suerte que la CNTE se refiera a la actual política educativa como “más de lo mismo”. El plan y los programas de estudio conservarían su patente de ejercicio nacional – “bien público de interés general” aunque se retomarían en consideración contenidos regionales. En el próximo ciclo escolar -cuyo calendario ha sido repudiado por maestras y maestros- algunas escuelas de diversas entidades, servirán de conejillos de india para experimentar con la nueva propuesta pedagógica; misma que sería discutida escuela por escuela, “para que una vez mejorada la propuesta se aplique en la práctica”.

Destacaría la declaratoria que permitiría especular -ojalá se reflejara en el presupuesto- que la política educativa que impulsaría el gobierno buscaría atender a los sectores más vulnerables y la permanencia de los grados escolares, aunque se mezcle el chile con el dulce, a tal grado que la subsecretaría de básica declare que “su agrupación en fases obedece a una organización pedagógica para profundizar los contenidos y favorecer su aprendizaje”; asignaturas que según su decir, se integrarían nuevamente en “campos formativos y los ejes articuladores orientarán los objetos de estudio en todo el trayecto escolar, que va desde educación inicial, preescolar, primaria y hasta secundaria”. Al margen de los dislates de Max Arriaga, valdría la pena recordar que, para los meses de junio o julio del 2023, deberían estar publicados los nuevos libros de texto gratuito, auxiliares didácticos que en su momento se analizarían y se iniciaría con la formación de las supermaestras y de los supermaestros que se requieren para aplicarla, no obstante, el nuevo plan y los programas llegan tarde.

 

Categories: Gustavo Santin Nieto